CONSEJO HDADES ALCALA

CONSEJO HDADES ALCALA

CESÁREO ESTÉBANEZ IN MEMORIAM, I ENCUENTRO AUDIOVISUAL DE ALCALÁ


ALCALÁ  HA RENDIDO UN HOMENAJE PÓSTUMO AL ACTOR CESÁREO ESTÉBANEZ, HIJO ADOPTIVO DE LA CIUDAD

Cesáreo Estébanez In Memoriam ha contado con la participación de compañeros de profesión y amigos del artista, como Miguel Caiceo o Sebastián Haro, y el cariño de esta localidad representada en la figura de la alcaldesa.

Alcalá ha rendido hoy un homenaje a título póstumo al actor Cesáreo Estébanez, recientemente fallecido, que mantenía un vínculo muy estrecho con este municipio, del que llegó a ser hijo adoptivo. Esta cita se ha convertido en la clausura del I Encuentro Audiovisual de Alcalá de Guadaíra que ha reunido en la localidad a profesionales andaluces de amplia trayectoria en el sector, organizado por el IES Tierno Galván con la colaboración municipal, entre el 13 y el 15 de este mes de marzo en el Teatro Gutiérrez de Alba.

Cesáreo Estébanez, que vivió muchos años de su vida en Alcalá, y era común encontrárselo paseando y disfrutando de los rincones y establecimientos alcalareños, siempre ha sido muy apreciado por los vecinos y entidades sociales y proyectos de la localidad con los que ha colaborado y prestado su imagen. Precisamente ese vínculo, y su carácter afable y colaborativo con la población es el que ha destacado la máxima representante del municipio, la alcaldesa, Ana Isabel Jiménez.

Cesáreo Estébanez in Memoriam, conducido por Miguel Caiceo y con la presencia del también actor Sebastián Haro, ha reunido a compañeros de profesión, amigos y allegados del artista que en un vídeo han destacado no sólo su profesionalidad, sino  su calidad humana. El acto-homenaje ha incluido, entre otros momentos, la proyección del último cortometraje de ficción que protagonizó el actor, El paseo de los Melancólicos’ (2014), de Nacho Casado, además de las actuaciones  musicales de Laura de los Ángeles y Cheché Álvarez.

Nacido en Palazuelo de Vedija (Valladolid) en 1941, Cesáreo Estébanez empezó en los 70 con diversos proyectos teatrales antes de pasarse a la televisión donde, a principios de los 90, lo catapultaría a la fama la serie Farmacia de Guardia, de Antonio Mercero, donde encarnó al sargento Romerales, un personaje que quedaría indisolublemente unido a su carrera para siempre. En 1994 recibió el Premio de la Unión de Actores al mejor actor de reparto por ese mismo papel. A partir de ahí, Estébanez participó en un gran número de series como, por ejemplo, Manolito Gafotas, Rocío, casi madre o Menudo es mi padre. También tuvo carrera en el cine, donde trabajó con cineastas como Álex de la Iglesia, Pilar Miró o Enrique Urbizu. Entre los títulos de su filmografía se encuentran películas como El perro del hortelano (1996), 800 balas (2002), La vida mancha (2003) o La noche de los girasoles (2006).