CONSEJO HDADES ALCALA

CONSEJO HDADES ALCALA

EL ALCALÁ BUSCA UNA GRAN CONVOCATORIA EN EL CIUDAD DE ALCALÁ


EL ALCALÁ RECIBE AL POZOBLANCO, EN UN ENCUENTRO QUE MARCARÁ EL DEVENIR DE LA COMPETICIÓN

La recta final del campeonato ligero, la igualdad es máxima, por lo que el cuadro de Federico Martínez Gámez, tiene que sacar la mayor rentabilidad al encuentro ante el cuadro cordobés.

ENCUENTRO DE IDA POZOBLANCO - CD ALCALÁ
Entrando ya en la recta final de la competición en el Grupo I de la División de Honor, la igualdad es cuanto menos máxima. Por lo que para todos los equipos estos enfrentamientos, además de ser con rivales directos, son grandes finales. Si bien cada jornada es un mundo, pero mirado desde la zona de los banquillos las dos primeras plazas están costando demasiado cara. Es por lo que al menos los alcalareños deben sacar la mayor rentabilidad a los encuentros que se disputen en el Ciudad de Alcalá.

Y he aquí donde está la cuestión. Para ello el cuadro alcalareño debe sentir el apoyo de su fiel afición, por lo mucho que está en juego, y por lo que se ha venido trabajando desde el comienzo de la competición allá por el mes de septiembre. Aquí ya no existe, chuleta que valga, ni pizarra que merezca la pena. Aquí mandan las botas de los jugadores, los pensamientos en los tres puntos de cada jornada, y sobre todo el sentir unos colores. Aquí ya no existen lamentaciones, sino felicidad por ver cumplir el sueño que todo aficionado desea, el ansiado ascenso a la Tercera División.

Y mañana en la matinal del domingo, es una de las primeras finales. Se trata de la llegada del CD Pozoblanco, todo un histórico de la Tercera División, y donde los alcalareños siempre han sacado renta positiva de sus diversos enfrentamientos. El cuadro panadero, lo afronta con la moral por las nubes, con los pies en el suelo, sabiendo lo mucho que existe, y la inestabilidad en la clasificación. La visita es sumamente atractiva para presenciar un bonito choque, el Pozoblanco en la segunda posición y el CD Alcalá en la octava pero con poco margen de estar en la zona alta de la tabla.

Ahora llega el momento de la verdad, por ello los pupilos de Federico Martínez Gámez, necesitan ese empuje del jugador número 12 del partido. Ese que cada domingo, es alineado y del que nunca se rinden. Porque en los malos y en los buenos momentos, siempre han estado codo con codo con el club y el equipo. Ahora es el momento de alzar lo más alto posible, los mejores ánimos para esos jugadores que lucirán la elástica panadera.

Todos entran en convocatoria. Estadio Ciudad de Alcalá, 11.30 horas. CD Alcalá – CD Pozoblanco.