COMERCIOS ALCALA

COMERCIOS ALCALA

ROCÍO 2019 – EL TAMBORILERO


UNA FLAUTA, UN TAMBOR Y UN BUEN COMPÁS, LOS INGREDIENTES DEL BUEN TAMBORILERO

El tamborilero es un personaje de origen militar que daba ánimo a las tropas golpeando el tambor o tamboril con unas baquetas y también utilizado como acompañamiento en diversas ceremonias religiosas.

GUSTAVO PEDRERO PÉREZ, TAMBORILERO DE ALCALÁ
Cada camino siempre es una odisea. Cada encuentro con la Blanca Paloma, después de un largo caminar, es una gran devoción. Un buen tamborilero es aquel que acompaña al Simpecado delante de este, siendo su son y melodía lo que marca el camino a seguir. Es quien hace vibrar a los peregrinos, cada paso que ofrecen. Alcalá goza de un buen tamborilero, que siente como el que más la grandeza de los caminos del Rocío. El encuentro esperado ante la llegada a la Aldea Almonteña se hace más llevadero teniendo los sones y el buen compás del arte de las sevillanas, las rumbas o el son la Salve Rociera, a través de Gustavo Pedrero Pérez, quien cada día, cada mañana y cada paso, ofrece lo mejor de sí mismo.

El tamborilero posee el don de tocar la flauta y el tambor a compás y hacer sentir con sus sones el escalofrío dentro de tu cuerpo, cuando escuchas una salve rociera, de un toque de alba al amanecer, toque de camino cuando caminan, y al bailar unas sevillanas debajo de los pinos en medio de la marisma. La flauta con su pitido agudo y desgarrador y a veces suave y armonioso, entona las melodías típicas del Rocío y siempre acompañado del compás bronco y profundo del tambor. En realidad el repertorio rociero es bastante escaso casi siempre se toca lo mismo, aparte de las sevillanas que el repertorio es mucho más amplio.

Gustavo Pedrero, es el tamborilero de Alcalá, siempre bien vestido con su traje corto, su sombrero y sus botos delante del Simpecado. Es un ejemplo de persona comprometida con las costumbres de tantos años y hacen de él una estampa autentica.