COMERCIOS ALCALA

COMERCIOS ALCALA

ALCALÁ, UNA MAÑANA DE UN 15 DE AGOSTO


CUANDO NO EXISTE PROBLEMAS POR MADRUGAR

No hay madrugón más agradable que la mañana del 15 de agosto en Alcalá. Cuando la tradición arranca a los alcalareños a subir a lo más alto de la Ciudad para encontrarse ante la que es Alcaldesa Perpetúa de Alcalá y Patrona, Nuestra Señora del Águila Coronada. Unos fieles alcalareños devotos que marcan aún más si cabe, este 15 de agosto como algo especial. Una tradición que va de generación en generación, y que cada año son más los alcalareños que suben en la matinal para participar en la Función ante la Virgen del Águila.

A primera hora de la mañana, con el sol asomando tras el cerro del Castillo, la Virgen presidió desde el dintel de su templo la Función Principal, que contó con la presencia de una amplia representación del clero alcalareño, las hermandades de la localidad y representación de la corporación municipal. Una función que ha estado presidida por el Arzobispo de la Ciudad, D. Rafael Calderón García, pero que ha tenido a bien ofrecer la homilía el sacerdote alcalareño, Rvdo. Padre D. Raúl Moreno. En su homilía ante los fieles ha tenido varios momentos especiales, acordándose entre otros del fallecimiento de su hermano y de las diversas tradiciones que marcan en su familia.

Qué bonita mañana y encuentro ante Ella, la que siempre se encuentra en lo alto de la ciudad, la que nos cobija a todos, en los buenos y  en los malos momentos. La que mantiene viva tradiciones ancestrales a esas mujeres jazmineras que ponen todo de su parte para que la belleza impregne y acompañe a Ella durante su recorrido por el Centro de Alcalá. Qué bonita mañana cuando se escucha esas voces angélicas de la Coral de la Hermandad de Jesús, durante su Función. Y qué bonita es la mañana, cuando se aprecia la subida de mujeres por la cuesta.

Pero si bonita es la mañana con Ella, más lo será por la tarde.

Alejandro Calderón Sánchez