COMERCIOS ALCALA

COMERCIOS ALCALA

CON ACENTO PROPIO: JOSÉ ANTONIO VILLORES


JOSÉ ANTONIO VILLORES, UN INCANSABLE DEL FÚTBOL MODESTO

Es utrerano de nacimiento, y alcalareño de adopción. Lleva ya muchos años ligados al Estrella San Agustín, ocupando desde hace algunas temporadas la Vicepresidencia del club afincado en el Municipal de Rabesa.

EL UTRERANO JOSÉ ANTONIO VILLORES, VICEPRESIDENTE
DEL ESTRELLA SAN AGUSTÍN 
El fútbol tiene el hermoso don de la impredecibilidad. Es un deporte donde no siempre vence aquel que tiene más dinero o el que posee los jugadores de mayor categoría, bien lo sabe el utrerano y alcalareño de adopción, José Antonio Villores. Persona incansable e irresistible por llevar a volandas el nombre del club, a pesar de no ser de la localidad. Es un amante del deporte base, y con unos principios que muchas personas deberían copiar para sacar lo mejor de todo.

VILLORES JUNTO CON UNO DE LOS PATROCINADORES,
DIEGO PANAL "CAFÉ MOCAIBO", Y RUBÉN GÁMEZ,
PRESIDENTE DEL CLUB
José Antonio Villores, afronta cada pretemporada como si fuera la última que dedicara, y es que este buen conocedor de todos los entresijos que conlleva el tener responsabilidad en el seno de un club, sigue siendo uno de los verdaderos artífices porque el Estrella San Agustín siga caminando. Su labor, siempre altruista y desde el otro lado del terreno de juego, aflora cada mes de agosto cuando llegan esos intensos entrenamientos, pero mucho antes cuando con su don personal, hace reunir miles de euros para sacar adelante los proyectos que tiene en su mente.

Villores puede decirse, que es de esas personas que muchos clubes querrían disponer si bien siempre mantiene la Esperanza que el proyecto deportivo no estará exento de dificultades. Por ello, a lo largo del curso deportivo, lucha como el que más, pero siempre desde el otro lado del terreno de juego. Donde en numerosas ocasiones se ganan hasta partidos.

He aquí el relato de una persona singular, trabajadora, luchadora y con principios. Es “La Ilusión de todos los días”, quien no lo conozca, que se lo compre.