CONSEJO HDADES ALCALA

CONSEJO HDADES ALCALA

¿QUÉ SERÍA DE ALCALÁ, SIN EL COMPROMISO DE LA POLICÍA LOCAL?


LA LABOR OCULTA DEL CUERPO DE LA POLICÍA LOCAL

A pesar de no contar con los efectivos necesarios, ni con las dotaciones optimas, hacen de su profesionalidad una gran labor muy desconocida por los alcalareños.

Un policía local es una persona que se ha preparado una oposición, donde ya hace 25 años se exige el bachiller para poder acceder. Donde son cuarenta y tantos los temas a estudiar. Temas que comprenden el derecho constitucional, derecho administrativo, derecho penal, derecho procesal, tráfico. Donde hay pruebas físicas, test psicotécnicos, entrevistas y revisiones médicas como en cualquier otra oposición. Pasan por la academia policial y luego por un periodo de pruebas como otros cuerpos policiales. Están en la puta calle, como cualquier otro policía, detienen, persiguen, sudan, sangran y dan el cayo como los demás. No se amedrentan frente a ningún tipo de servicio. Colaboran con los demás cuerpos policiales con los que coinciden. Conviven a diario con el ciudadano llano y proporcionan una gran cantidad de información útil para el desarrollo de otros cuerpos policiales.

Para el ciudadano de la calle, el de a pie, el de las tertulias en bares o en paradas de bus, el del paseo matinal por los parques y ribera, para ellos la policía local solo se dedica a poner multas o dirigir el tráfico rodado por la ciudad. La policía local de Alcalá, son los grandes desconocidos, son esos que no acaparan grandes titulares en prensa o en redes sociales, pero realizan un trabajo fundamental para el bienestar de los alcalareños, para mantener la seguridad y colaborar en la medida de las posibilidades ante cualquier incidencia.

Pese a las etiquetas que muchos alcalareños les colocan, Alcalá no es una ciudad insegura, sino más bien brillante como cualquier hogar. Desde hace unos meses, se escuchan voces, se leen twitter o argumentos en redes sociales, que faltan a la verdad. Durante unos meses, y por un tiempo aislado, es verdad que se han vivido momentos de tensión, de oleadas de robos, o persecuciones. Lo que ha provocado que los grandes profesionales del cuerpo local junto con los responsables del CNP Alcalá, se hayan unidos para paralizar dichas incidencias. La unión entre profesionales, garantiza plenamente nuestra seguridad.

La labor de quiénes son un emblema en Alcalá, no sólo se inmortaliza en poner multas o dirigir el tráfico, sino muchas obras que se desconocen porque sale de lo más profundo de ellos. No existe verano, que no atiendan a personas mayores, o inviernos que no ayuden a solucionar un problema por problemas de luz o agua, o por caídas de personas mayores en sus hogares. Una entrega en ayudar a los demás, que como todos sabemos, ni está pagado ni reconocido por Alcalá.

Este artículo nace con la idea de volver a solicitar mayor presencia de policías locales en la jefatura de Alcalá, pero creo  que es hora de ir más allá y pedir un reconocimiento real, efectivo, la unidad del colectivo, una demanda común, por el bien de todos.

Desde aquí abogo por una unidad efectiva y real, es hora de que todos, sindicatos y gobernantes, remen en la misma dirección y con el mismo ahínco.

Alejandro Calderón Sánchez