COMERCIOS ALCALA

COMERCIOS ALCALA

CERTAMEN DE BANDAS PRO-TEMPLO SAN AGUSTÍN


UN PROYECTO QUE TOCA EL CORAZÓN DE TODOS

Cuando los buenos sones se unen ante la llamada de la solidaridad, se formaliza la puesta en marcha de un certamen donde dos bandas sevillanas y una alcalareña, demuestran que el buen ritmo provoca un buen sonar y al mismo tiempo se convierte en solidaridad.

LA AGRUPACIÓN MUSICAL CRISTO DE LA BONDAD
PUSO EL BROCHE DE ORO A UNA JORNADA HISTÓRICA
(REPORTAJE GRÁFICO: ALEJANDRO CALDERÓN)
Todo proyecto se convierte en realidad, y es que Alcalá una vez más ha sabido responder ante una llamada. Esa llamada que realizan los capataces en cada Estación de Penitencia durante su caminar. Esa llamada que hace casi 60 años un párroco alcalareño, D. José Luis Portillo, hizo a Alcalá y que sonó en una barriada humilde de familia trabajadora. Esa llamada que hizo que un solar se convirtiera posteriormente en una Parroquia denominada San Agustín. Esa llamada se produce nuevamente, pero esta vez la voz la pone su cura, D. Antonio José Guerra Martínez, cuando ve que esa parroquia parte de su techo se derrumba, y se tiene que volver a levantar.

Cuando aún resuenan en nuestra mente, la voz del padre D. José Luis, todos los alcalareños y feligreses de San Agustín nos sumamos a esa llamada. Una llamada de solidaridad. Y eso es lo que ha pasado para celebrarse en el Riberas del Guadaíra, la I edición del Certamen de Bandas “PRO TEMPLO SAN AGUSTÍN”, una obra social en la que han participado dos señoras bandas de Sevilla, la Agrupación Musical Virgen de los Reyes y la Banda de Cornetas y Tambores de las Tres Caídas, además de la Agrupación Musical Cristo de la Bondad, de la Hermandad de La Borriquita.

Una tarde noche, donde el tiempo sigue dando oportunidades para alcanzar grandes proyectos y seguir cumpliendo la añoranza del que en su día colocara esa primera piedra en ese bendito solar, llamado ahora Parroquia de San Agustín. Los buenos sones, junto con las grandes voces de dos saeteros, Hugo Sánchez y Álex Ortiz, ganaron la partida y abrió el corazón de muchas personas a la solidaridad. Ellos hicieron parar el mundo por unas dos horas de espectáculo, para regresar a esos años donde con muchos esfuerzos se llegó a levantar lo que hoy es nuestra Parroquia de San Agustín.

Pero detrás de todo esto, existen personas que les une un corazón muy grande y que han trabajado mucho para que este primer Certamen de Bandas “PRO TEMPLO SAN AGUSTÍN” saliera adelante y se hiciera una realidad. A ellos, no solo su párroco, Antonio J. Guerra tiene que estar agradecidos, sino todas las personas que han tenido a bien colaborar aportando su granito de arena, y participando con su entrada en este gran espectáculo solidario, donde la música y la solidaridad, han estado unidos de la misma mano.

Y al final, solo queda el Amor, ese que embriaga y que duele, que posee y que mueve a personas, y que hizo que el Riberas del Guadaíra volviera a sonar para recaudar una cifra que seguirá aportando para sufragar esas benditas obras que se han llevado a cabo. Un corazón que de manera humilde sigue latiendo a base de solidaridad.

Gracias a todas las personas que lo han hecho posible.

Alejandro Calderón Sánchez