CONSEJO HDADES ALCALA

CONSEJO HDADES ALCALA

ALCALÁ ES PASIÓN Y ESPERANZA

Jesús sigue estando presente entre nosotros

Son momentos complicados los que los cofrades estamos atravesando, pero estemos más calmados que nunca porque Jesús y su Madre siguen estando con nosotros.

Aunque se haya decretado que la Semana Santa se ha suspendido, cancelada o como lo quieran llamar, no es nada cierto porque el Domingo de Ramos será Domingo de Ramos, y el Domingo de Resurrección será Domingo de Resurrección. Lo duro de todo será no presenciar en un caluroso día, la salida procesional de la Borriquita en San Agustín y el paso de la Oración en el Huerto en su visita a la Residencia de Las Clarisas.

Lo duro será, no hacer historia esa nueva Hermandad del Lunes Santo y ver pasar al Cristo de San Miguel cruzar el puente. Lo duro será no escuchar las voces angelicales del Convento de las Hermanas Clarisas, la tarde del Martes Santo. Lo duro será, por segundo año consecutivo, que los vecinos de Pablo VI no vean al Soberano Poder recorrer un barrio repleto de nazareno.  Al igual que lo será no presenciar la salida de la Virgen de la Esperanza desde la lonja de San Sebastián.

Lo duro será esa mañana del Jueves Santo sin visitar los sagrarios, y ver el revoleo de la Judea de Alcalá, buscando al Nazareno que se encuentra en Santiago. Lo duro será no resentirnos de nada en la salida del Cristo del Amor y su bendita madre de la Amargura acompañado de San Juan. Lo duro será esa Madrugá sin escuchar las dos campanadas marcando las 2 de la madrugada en Santiago, o ese aldabonazo del capitán de la Judea llamando a las puertas. 

Lo duro será no ver a ese gran misterio del Santo Entierro por las calles en señal de duelo. Lo duro será no escuchar las voces de la Escolanía de la Misericordia. Duro será, pero más dura es la vida que nos encontramos.

Queridos hermanos, se ha suspendido las estaciones penitenciales, pero ellos seguirán como siempre estando presentes en cuerpo y alma durante los 365 días del año. Por eso es crucial que los alcalareños estemos a la altura y no demos que hablar. Este año tendremos las procesiones por dentro.

Alejandro Calderón Sánchez