CONSEJO HDADES ALCALA

CONSEJO HDADES ALCALA

MOMENTOS COFRADES – MAÑANA DE JUEVES SANTO - LA JUDEA DE ALCALÁ

Bendita sea, la mañana del Jueves Santo

GALERÍA GRÁFICA : ALEJANDRO CALDERÓN
Apenas se pega ojo. El judío no duerme bien. Se pasa la noche en vela, repasando mentalmente el recorrido. Cada calle, cada esquina, cada rincón, cada lugar por donde sonará el ronco tambor, el aleteo de la bandera mientras corta el viento o el sonido del brioso calamillo.

LA JUDEA DE ALCALÁ VISITANDO SAN SEBASTIÁN
Antes que den las claritas del día, despierto a mi hijo. Hoy se levanta de un tirón. No hace falta decirle nada. Sabe a dónde vamos. En su cara rebosa la satisfacción del que cumple con su tradición familiar. Como hizo su padre. Como hizo su tío. Como hizo su abuelo. Y en un abrir y cerrar de ojos, como riguroso rito, La Centenaria acoge el primer café y el último cigarro del judío. Las primeras charlas, los primeros nervios, los primeros abrazos de los soldados del señor de Alcalá.

REVOLEO A LAS PUERTAS DE SANTIAGO
A la orden del Capitán, entramos en la Casa Hermandad, donde se respira la herencia, el rito y la tradición que deja la ostensión de la seña. No es cualquier cosa. La responsabilidad del papel que se hace es única. Todo saldrá bien. Todo está ensayado. Las túnicas planchadas, las corazas relucientes, todo está listo. Mi padre viste a mi hermano. Yo visto a mi hijo. Todo queda en casa.

FAMILIA DE PROFUNDAS TRADICIONES
DE ALCALÁ, ELLOS SON PARTE DE LA
HISTORIA DE LA CIUDAD
Unas últimas palabras nos reúnen en círculo, donde con cariño y admiración, se le dedica un revoleo al judío que más tiempo ha pasado al servicio de dios. Las lágrimas se hacen sonar. Los nervios estallan en la barriga. Una saeta. Una oración. Suena el ronco tambor. Se abren las puertas, ya están los judíos en la calle. Bendita sea, la mañana del jueves santo. 







Víctor García Salgado

REPORTAJE DE FOTOS PARA EL RECUERDO