CONSEJO HDADES ALCALA

CONSEJO HDADES ALCALA

OCURRE EN ALCALÁ: HOY ES MIÉRCOLES SANTO

Esperanza y Caridad, las devociones del Miércoles Santo

NTRA SRA DE LA CARIDAD,
HERMANDAD DEL SOBERANO PODER 
¿Qué es un Miércoles Santo en Alcalá? Es el epicentro de toda la Semana Santa, casi digamos el punto y seguido, de todo lo que nos quedaría por ver y disfrutar. El Miércoles Santo amanece demasiado temprano para un barrio humilde y trabajador, conocido también de manera popular, como las casas baratas de Pablo VI. Un barrio, una Hermandad. Y es que barrio y Hermandad, se encuentran hermanados desde los comienzos del largo caminar que llevan en su vida cofrade. Y es que la llegada de una Hermandad a un barrio, lo es todo. Como lo fue para la Hermandad de la Borriquita y su barrio de San Agustín, el otro barrio de casas baratas, de humildes trabajadores alcalareños.

NTRO PADRE JESÚS DEL SOBERANO PODER
Sentimiento Soberano, Caridad y Hermandad. Que más se puede decir, del crecimiento que profesa, cada Cuaresma, cada salida procesional, cada culto o cada acto solidario que realizan a lo largo de todo el año. Sentimiento de barrio, paseo celestial, a un centro de Alcalá y un largo caminar, para con paso firme y fuerte, pasear al Soberano Poder por los diversos rincones de la Alcalá cofrade. Sentimiento de Caridad, de ofrecer lo mejor de todos en los momentos buenos y en los malos. Sentimiento de convivencia, de recogida, de oración pero sobre todo mucha Caridad, esa que hace falta para todas las personas.

NTRA SRA DE LA ESPERANZA, SALIENDO POR LAS
PUERTAS DE SAN SEBASTIÁN EN UNA SALIDA COMPLICADA
PERO BIEN PLANIFICADA
Cayendo la tarde, llega el momento para ver cómo se perfuma Alcalá de Esperanza. La salida procesional por el centro, de la belleza de la Virgen de la Esperanza,  con su dificultad por el dintel de San Sebastián, pone bellos de puntas el comprobar como casi a la perfección la cuadrilla saca a relucir ese amor de Esperanza para el disfrute de todos los alcalareños. Momentos de tensión, de llamadas casi al límite, el rachear de los costaleros y las voces inigualables del cuerpo de capataces hacen que Alcalá comience a oler a Esperanza. Desde su bajada por la rampa de San Sebastián hasta su vuelta en su largo discurrir.

La belleza del cortejo lo puso en su momento, Manuel Pineda Calderón. Hoy estaría en ese balcón celestial presenciando la salida de sus imágenes, al lado de su querido párroco D. Manuel Gómez y su discípulo amado Pachón. Que balcón tan grande, y en él, no podría faltar una buena oración en forma de saeta cantada por  Antonio Fuentes “el Canti”, que buen momento hubieran vivido.

Pero hoy no es un Miércoles Santo cualquiera, es el Miércoles Santo de una pasión que nunca acaba.


GALERÍA GRÁFICA Y TEXTO
Alejandro Calderón Sánchez