CONSEJO HDADES ALCALA

CONSEJO HDADES ALCALA

LAS POLÍTICIAS SOCIALES ES LA MÁXIMA PRIORIDAD Y COMPROMISO DEL GOBIERNO MUNICIPAL

El Ayuntamiento pondrá en marcha un plan social de 1,8 millones para  paliar los efectos de la pandemia del Covid-19

Empleará el 20 por ciento del superávit municipal en medidas de emergencia para personas en riesgo de exclusión y en plan de empleo propio, entre otras medidas. Esta medida se suma a las actuaciones realizadas por Servicios Sociales que desde el inicio del estado de alarma ha tramitado 4.452 ayudas a familias. La atención en Servicios Sociales se reforzará con más personal y se pone en marcha un programa para eliminar la brecha digital.

LA ALCALDESA DE LA CIUDAD, DURANTE UN ENCUENTRO
CON JESÚS MORA, DELEGADO DE HACIENDA, Y VIRGINIA
GIL, DELEGADA DE SERVICIOS SOCIALES
El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alcalá pondrá en marcha un plan específico dotado con 1,8 millones de euros para hacer frente a los efectos sociales que la pandemia del Covid-19 ha generado en la población. Empleará para ello el 20% del superávit municipal generado en 2019, una vez que el Gobierno central ha permitido el gasto en políticas sociales de este porcentaje de los fondos que han quedado en tesorería una vez finalizado el año.

El plan social diseñado contempla medidas para paliar las situaciones de emergencia en las familias alcalareñas y atender de forma urgente a las personas en riesgo de exclusión social, pero también incluye un plan de empleo propio, un refuerzo de la atención en los servicios sociales municipales o un plan para evitar la brecha digital. Estas medidas se suman a las que ha puesto en marcha la delegación municipal de Servicios Sociales desde el 14 de marzo, fecha del inicio del estado de alarma. Desde esa fecha se han tramitado ayudas a 4.452 familias. 

La alcaldesa de Alcalá, Ana Isabel Jiménez, ha reafirmado el compromiso del Gobierno Municipal con las personas que están en riesgo de exclusión y con quienes han sufrido con más dureza los efectos de la situación generada por la pandemia de covid-19. "De esta situación tenemos que salir todos juntos, sin que nadie se quede atrás, es momento de ayudar a quienes más lo necesitan, de reforzar el papel de la administración como sostén frente a las dificultades sobrevenidas y como garantía para los ciudadanos, así como de  evitar que se abran nuevas brechas de exclusión como la digital", afirma Ana Isabel Jiménez.

Por su parte, la delegada de Servicios Sociales, Virginia Gil, ha destacado el esfuerzo social que va a acometer el Equipo de Gobierno con un objetivo claro "evitar que la crisis del coronavirus se traduzca en exclusión y lograr una sociedad más igualitaria en la que todos los ciudadanos cuenten con la garantía de uno bienestar mínimo".

El Plan Social que pondrá en marcha el Equipo de Gobierno contempla seis líneas de actuación. Se destinan 650.000 euros a ampliar las dotaciones económicas destinadas a garantizar a las familias los ingresos suficientes para atender sus necesidades básicas. De esta forma, se habilitan 520.000 euros como ayudas de emergencia social y 130.000 euros para ayudas económicas.

El Ayuntamiento pondrá en marcha un plan de empleo propio que supondrá la realización de 288 contrataciones con un presupuesto de 750.000 euros para ayudar a las personas que ha sufrido las consecuencias de la crisis del covid-19, mediante la realización de contrataciones temporales.

La plantilla del Centro de Servicios Sociales se reforzará con la contratación de tres personas para ayudar en la tramitación de gestiones como el Ingreso Mínimo Vital (IMV) y otro trabajador social más, que se unirá a los tres que ya se han incorporado como refuerzo a la plantilla municipal. A esta apartado se destinan 97.000 euros.

Está prevista la puesta en marcha de un programa pionero para evitar la brecha digital entre algunos colectivos y la sociedad, ya que se ha comprobado, especialmente durante el periodo de estado de alarma, que la falta de competencias digitales se traduce actualmente en una nueva forma de exclusión. Por ello se destinan 198.000 euros a un programa pionero que contempla tanto ayudas de emergencia social para la adquisición de equipos y conexiones telemáticas, como la asistencia técnica para el desarrollo de un proyecto de intervención socio-familiar que incida en la formación directa en los hogares y en su seguimiento.

El programa social también contempla el refuerzo de los servicios de garantía alimentaria, que permiten llevar hasta los domicilios de las personas que así lo requieren un ayuda en forma de alimentos ya preparados, que en muchos casos supone el principal sustento en cuestión de alimentación de esos hogares. Se destinan 90.000 euros a reforzar este servicio que ya realiza el Ayuntamiento.

Por último, se destinan 36.000 euros a ayudas a fundaciones, asociaciones  y colectivos cuyo trabajo complemente el que realicen las administraciones con los más desfavorecidos.

Es la primera vez, que en Alcalá se pone en marcha el uso del superávit municipal, una vez que la normativa estatal ha modificado los criterios para ello.