COMERCIOS ALCALA

COMERCIOS ALCALA

MIÉRCOLES CUARESMALES – APOYO INSTITUCIONAL AL CONSEJO GENERAL DE HERMANDADES

El Equipo de Gobierno destaca el valor de la Semana Santa de Alcalá como tradición cultural que proteger y colabora con las actividades previstas para Cuaresma y Semana Santa, adaptadas a las circunstancias de la actual pandemia

La alcaldesa de Alcalá de Guadaíra, Ana Isabel Jiménez, ha firmado un convenio de colaboración con el presidente del Consejo de Hermandades, Antonio Rivas, dentro del compromiso municipal con la protección y promoción de la Semana Santa alcalareña como parte ineludible del patrimonio de la ciudad, su cultura y sus tradiciones. Ambas partes se comprometen a colaborar en esta línea y ante la imposibilidad de celebración de cultos externos debido a las normas frente al COVID 19, se trabaja para organizar actuaciones relacionadas con la Semana Santa tales como la apertura desde este próximo sábado del Museo de la Semana Santa con la exposición de enseres de las distintas hermandades; una exposición fotográfica al aire libre en la Plazuela, o la celebración del Pregón de Semana Santa. 

A ello se suman otras actividades y programas, dentro de las restricciones necesarias y medidas de prevención y seguridad ante el Covid a las que se compromete el Consejo, como conciertos de marchas procesionales y de música sacra, instalación de murales iconográficos por los distintos barrios de la ciudad, un proyecto de ruta gastronómica en colaboración con los hosteleros de la ciudad, además de la realización de programas y cartelería, así cualquier elemento o soporte informativo de los actos relacionados con la Semana Santa. 

La Semana Santa alcalareña, con un total de 10 hermandades de penitencia, presenta todo un abanico de expresiones singulares y auténticas que sólo se pueden encontrarse la ciudad y que se manifiesta en las particularidades de cada cofradía, y en elementos como la subida al Monte Calvario, la saeta alcalareña, la Judea de Jesús, las "Sibilas" del Santo Entierro o el recorrido por lugares emblemáticos como el Convento de Santa Clara o la residencia de mayores de la Milagrosa o por calles de especial dificultad para los costaleros.